REGLAMENTO INTERNO DE CONDOMINIO (RIC)

 

DE LAS AREAS COMUNES
CAPITULO V - DEL SALÓN DE REUNIONES

ARTÍCULO 18
El Salón de Reuniones está destinado al uso exclusivo de los propietarios e inquilinos,  con la autorización del propietario respectivo.
ARTICULO 19
Si alguna de las personas antes mencionadas desea utilizar el Salón de Reuniones, deberá, además de estar solvente con el pago del Condominio, hacer una solicitud por escrito, en el formato que para ello se ha preparado, en original y copia anexándole copia del ultimo recibo de condominio cancelado y presentarla ante la Junta de Condominio por lo menos con treinta (30) días de anticipación a la fecha prevista de celebración del evento. La Junta de Condominio le responderá en un tiempo máximo de cinco (5) días hábiles, a través de publicación en cartelera. La Junta de Condominio entregará información sobre la normativa para el uso del Salón de Reuniones y de sus áreas adyacentes. El lapso de los 30 días de anticipación quedará reducido a siete (7) días cuando el día solicitado no esté asignado. En ningún caso se podrá hacer uso del Salón de Reuniones sin la respectiva autorización de la Junta de Condominio.
ARTÍCULO 20
La Junta de Condominio dará prioridad, para el uso del Salón de Reuniones, en caso de que dos o más propietarios y/o inquilinos hicieran la solicitud para la misma fecha, en los siguientes casos:
1) Al que lo solicite con mayor antelación
2) Al que con igualdad de fecha no hubiese hecho uso del mismo con anterioridad.
3) En caso de igualdad en los dos (2) casos anteriores, se realizará y en presencia de ellos, un sorteo entre los solicitantes.
ARTÍCULO 21
En el Salón de Reuniones se podrán realizar fiestas bailables, matrimonios, bautizos, cumpleaños, fiestas infantiles, reuniones de condominio y cualquier otro acto de carácter netamente social y familiar. El Salón de Reuniones no podrá ser utilizado, en ningún caso, para eventos de carácter político, religioso, de estudios, fúnebre o para cualquier otro evento que perjudique a los residentes del Conjunto Residencial.
ARTÍCULO 22
El propietario o inquilino que fuese autorizado para hacer uso del Salón de Reuniones, será el único responsable por los daños o perjuicios que se ocasionaren al mismo, a las áreas verdes o a las áreas comunes, en el lapso de celebración del evento, hasta el retiro de los diferentes implementos utilizados. A tal fin, se considerará que los inquilinos son representantes de los propietarios siempre y cuando estos últimos avalen, por escrito en la autorización, la responsabilidad de los daños que se ocasionaren.

ARTÍCULO 23
Por razones de orden y seguridad, el propietario o inquilino a quien le fuese autorizado el uso del Salón de Reuniones, deberá entregar al Servicio de Vigilancia, con suficiente anticipación, una lista de las personas invitadas, para el control de acceso respectivo.

ARTÍCULO 24
Al momento de publicarse la autorización respectiva, para el uso del Salón de Reuniones, el propietario o inquilino solicitante deberá consignar en efectivo, a la Junta de Condominio, dentro de los cinco (5) días siguientes a la publicación de la autorización, la cantidad de 20,50 UT, desglosados de la siguiente manera; 8 UT alquiler de la sala de reuniones, 2.50 UT que se le pagarán a la persona asignada por la limpieza del mismo siempre y cuando las condiciones finales del salón de reuniones sean las normales y regulares a su estado inicial (VER CAPITULO V,  ARTICULO 32),  y 10 UT en calidad de Fondo de Garantía por los posibles daños y/o perjuicios que se pudieren causar al local. Esta cantidad le será reintegrada al momento de devolver el Salón y áreas anexas al mismo en igual estado al que lo recibió. El monto recibido por el Arrendamiento será destinado a realizar mejoras en la sala de reuniones a criterio de los Miembros de La Junta de Condominio,  siendo este parte fundamental de la cuentas a entregar al final de cada periodo de La Junta.
En caso de que hubieren daños estos se mandaran a reparar y si los mismos superan la cantidad dada en garantía, también se mandarán a reparar y se le cobrará directamente al propietario o inquilino. En caso de negarse al pago se le cargará en el recibo de condominio como gasto propio, el monto de la reparación.
La autorización expirará si pasados los cinco días de  la publicación de la autorización, el solicitante no hubiere depositado los montos correspondientes al alquiler y/o del Fondo de Garantía.
El horario máximo de uso del Salón de Reuniones será el siguiente:
1. De Domingo a Jueves, desde las 10:00 AM hasta las 10:00 PM.
2. Viernes, sábados y días anteriores a feriados desde las 10:00 AM hasta las 01:00 AM, luego de lo cual se podrá permanecer en el Salón de Reuniones hasta las 03:00 AM, con volumen mínimo de sonido.
Una vez agotado este horario, quedarán automáticamente sin servicio de electricidad, las tomas de corriente, debiendo ser desalojado el Salón.

ARTÍCULO 25
El solicitante autorizado podrá cancelar la realización el evento pautado, bajo las siguientes condiciones:

Dentro de los diez primeros días posteriores a la fecha tope para realizar el depósito tanto del Arrendamiento como del Fondo de Garantía, se le devolverá el 100% del monto depositado.

Después de los diez primeros días posteriores a la fecha tope para realizar el depósito tanto del arrendamiento como del fondo de garantía, se le devolverá el 100% del monto depositado.

ARTÍCULO 26
En casos de sucederse actos de violencia, conductas opuestas al orden y al decoro, el uso o consumo de estupefacientes o sustancias psicotrópicas, durante el desarrollo del evento social, el conserje del Conjunto Residencial, o cualquier miembro de la Junta de Condominio, podrán suspender el evento y ordenar el desalojo de los asistentes, quienes se deberán ser acompañados por el vigilante de guardia hasta abandonar totalmente las instalaciones del Conjunto Residencial.
ARTÍCULO 27
Los asistentes a los eventos que se realicen en el Salón de Reuniones, deben limitarse a permanecer dentro del área señalada para tal fin, evitando circular por los pasillos, áreas verdes, estacionamientos, ascensores y demás áreas comunes del Conjunto Residencial. Es obligación del organizador del evento social hacer del conocimiento de sus invitados esta norma.
ARTÍCULO 28
El propietario o inquilino solicitante, del Salón de Reuniones, será el responsable de lo allí sucedido, junto con los invitados protagonizadores, de los desordenes que se pudiesen suceder, quedando la Junta de Condominio exenta de cualquier responsabilidad.
ARTÍCULO 29
Queda terminantemente prohibido la utilización de parrillas o cocinillas que puedan producir humo, así como fuegos artificiales o detonantes de índole similar.
ARTÍCULO 30
Queda terminantemente prohibido colocar clavos, tomillos o similares en las paredes del Salón de Reuniones, en las puertas, en los techos o en los pisos.
ARTÍCULO 31
Cuando un propietario o inquilino haya ejecutado alguna reunión contraviniendo cualquiera de las normas de este Capítulo y desease nuevamente usar el Salón de Reuniones, la Junta de Condominio tendrá la potestad de negarlo o bien conceder el permiso previa amonestación.
ARTÍCULO 32
El Salón de Reuniones será entregado por un miembro de la Junta de Condominio o por el o la conserje debidamente autorizado y quien lo solicitare se compromete a devolverlo en las mismas condiciones de orden y aseo, preferentemente a la persona que se lo entregó, a más tardar a las 02:00 PM del día siguiente. Al mismo tiempo debe entregar la llave respectiva.

LEI EL REGLAMENTO INTERNO DE CONDOMINIO EN SU CAPÍTULO V Y ACEPTO LAS CONDICIONES QUE ALLI SE ESTABLEN PARA EL ALQUILER Y USO DEL SALON DE FIESTAS SEGÙN LOS ARTÍCULOS: 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31 - 32 - 33.

LEI, ENRTENDÍ Y ACEPTÉ LO ANTERIORMENTE EXPUESTO

NO ACEPTO